EL COMEDOR – cambios y gestiones realizadas –

A finales de abril el IESO convocó a las familias que tenían hijos haciendo uso del comedor a una reunión para tratar de algunos problemas de comportamiento en él.

A la reunión, a la que por desgracia acudieron muy pocas familias, acudieron los directores del IESO y del colegio que nos informaban que habían tenido una reunión en la Consejería y que se habían tratado principalmente dos asuntos relacionados :

En relación con los problemas de comportamiento se nos informaba que los servicios jurídicos de la Consejería  habían confirmado que hay legislación que autoriza al Instituto a imponer la sanción de pérdida de derecho a comedor y transporte, por lo que en sanciones que sean consecuencia de comportamientos inadecuados en el comedor se empezaría a imponer dicha sanción.  Respecto a esto, comentar que era algo que se había barajado previamente en algún Consejo Escolar pero se creía que no se podía imponer, como sabéis los problemas de comportamiento en el comedor es un tema recurrente desde hace unos años y que ya os comentamos por aquí. Se espera que esta medida sea más eficaz ya que si bien a causa del mal comportamiente en el comedor se habían producido algunas expulsiones, normalmente eran por acumulación de varias sanciones, y algunas de ellas eran por mal comportamiento en el Instituto por lo que los alumnos aparentemente no vinculaban la expulsión con su comportamiento en el comedor y no se conseguía atajar el problema.

El segundo tema era que  el  curso que viene 18/19 los alumnos de 1º de la ESO solo podrían usar comedor si tenian derecho a transporte, lo que en la práctica significa que los que viven en Arriondas o inmediaciones no podrían usar el comedor aunque lo paguen como hasta ahora. Al resto de alumnos no les afectaría, incluso a los que repitan. A los alumnos de primaria primaria tampoco le afectaría. En secundaria no hay comedor en prácticamente ningún centro y la idea de la Consejería parecia ser que era ir retirando aquellos que quedan, en nuestro caso se iba a realizar progresivamente empezando por el curso 18/19, posteriormente iría afectando a los nuevos alumnos de tal forma que en 4 años afectaría a todos los cursos del IESO. También se nos transmitía lo excepcional del servicio de comedor y que esperaban que se entendiera y que no hubiera protestas o se plantearían quitarlo totalmente .

Esto era algo que sin duda puede perjudicar la conciliación familiar de algunas familias , o mejor dicho de todas, porque la vida cambia y un servicio que hoy no se necesita mañana puede ser imprescindible, por lo que se iniciaron contactos entre las ampas del colegio y la del IESO ya que la medida tenía lugar en el IESO, pero en realidad afectaba a las familias del colegio por lo que se mostraron en todo momento totalmente implicadas con el problema. Se decide buscar el apoyo del ayuntamiento para intentar recabar información, ya que en realidad se ignoraba el motivo último de la suspensión de dicho servicio, si era un problema técnico, si obedecía a un plan de cierre de servicios a los que no les obligara estrictamente la legislación vigente o un problema de presupuestos, por ejemplo.

Es de señalar en este punto que debido a la petición que había trasladado la Consejería estas gestiones y contactos se estaban llevando con discrección, evitando la prensa, no por renuncia del uso de estos medios de presión, sino por razón de oportunidad y evitar una posible extensión de la medida y porque en todo caso se consideraba que lo primero era dialogar con la Consejería para ver si había forma de revertir la medida que aparecía como absurda. Esta discreción erróneamente se interpretó como oscurantismo u ocultación y la noticia saltó a la prensa que contactó con todos los implicados.

Se consigue realizar una entrevista con el alcalde, Emilio G.,  a la que acuden representantes de las dos ampas y también personal de la cocina. En este punto  se sigue sin saber el motivo último de la decisión, pero va tomando peso en lo que se va conociendo el problema del comportamiento de los alumnos. En la reunión con el alcalde se habla del conocimiento que de dicho problema se tiene por los asistentes, existiendo consenso en que el problema no es general sino problemas puntuales, tanto en cuanto a la frecuencia como a los alumnos que los provocan. El alcalde se muestra interesado en ayudar y aunque no promete nada ese mismo día nos traslada que se celebrará una reunión en la Consejería, con un representante de cada ampa y los directores de los centros además del alcalde.

Posteriormente el día 29 de mayo se realizó dicha reunión, en la que el director de centros nos comunica la intención de revertir la medida. En dicha reunión la explicación se centra exclusivamente en el problema de la delimitación de la responsabilidad de cada centro sobre los alumnos  para poder controlar a los mismos. Se acuerdan varias cosas en ese sentido,  y también os comento otras que se hablaron o que conviene recordar porque además la prensa las ha mezclado y embarullado.

Recordaros que hasta las 15:30 para los alumnos que acuden al comedor siguen en horario escolar, por lo que la responsabilidad de que en todo momento estén con el cuidado debido recae en el ieso. Esto es algo que se había consultado ya hace años a la consejería al surgir problemas. Debido a lo anterior el único centro que les puede imponer sanciones es el IESO, en base a su reglamento de régimen interior, siguiendo el procedimiento establecido y midiendo las sanciones en función de la falta cometida y buscando la corrección de dichas conductas.

Se decide por parte de la Consejería que se dispondrá por parte del IESO que a las 15 horas se acompañará a los alumnos hasta el comedor para asegurar que quedan allí con las cuidadoras. Se intentará también el curso que viene poner algun docente con ellos hasta las 15:30 aprovechando horarios de guardia o similar, si bien esto queda pendiente de la disponibilidad de horarios de los docentes asignados al IESO.

Se decide también que se traslarán al reglamento de régimen interno del IESO las sanciones que se comentaban antes de expulsión del comedor y transporte. También se trasladarán e incluirán una seríe de infracciones específicas para el comedor . Explicar aquí que hasta ahora se utilizaban artículos genéricos como falta de respeto a miembros de la comunidad o comportamiento inadecuado,  el cambio será concretar más algunos comportamientos sancionables a solicitud de primaria.

Se solicita a los componentes del ampa que se traslade a las familias la necesidad de que los alumnos se comporten correctamente. Y también se comenta el hecho de que el comedor de secundaria es una labor que en otros centros de primaria la dirección  no tiene que asumir .

Además de lo anterior el director del IESO comunica su intención de pasar algunos días por el comedor antes de la finalización del mismo, para interesarse si ha habido problemas en el comedor y reforzar así la autoridad de las cuidadoras y que tomen conciencia los chavales de que hay que respetar las instrucciones que les den todos los trabajadores de los centros educativos aunque no sean sus profesores.

En este punto comentar que las cuidadoras ante cualquier comportamiento inadecuado pueden ponerlo en unos partes para comunicarlo al IESO y que a la vista de los hechos ocurridos impongan la sanción que corresponda, esto es algo que lleva ya tiempo implantado y que ha provocado sanciones que al no tener vinculado la expulsión del comedor quizás no llegaron a ser eficaces como se comentaba más arriba. Durante estas semanas se ha tratado también del problema existente en ocasiones en la tramitación de dichas comunicaciones y de la importancia de la coordinación y buena voluntad de los dos centros.

Posteriormente por desgracia ha habido artículos en prensa que han generalizado el mal comportamiento de los alumnos, estamos casi seguros que motivado por una interpretación “muy amplia” de lo que se les informó. Al respecto señalar que en el IESO la opinión al respecto de profesores que han estado en otros centros es que el centro es muy tranquilo y poco problemático y sus alumnos, dentro de lo que es tratar con adolescentes, de buen comportamiento . Por supuesto hay algún caso más difícil, no todos los adolescentes llevan bien la etapa y por desgracia no todos tienen entornos familiares y sociales adecuados, algo de lo que quizás tengan ellos menos culpa que nadie. En cualquier caso las medidas y máxime en un centro educativo tienen que buscar la corrección y no la exclusión o querer evitar el problema retirando el servicio de comedor, aunque probablemente no se tratara solo de evitar el problema, ya que si bien se ha centrado en el tema del comportamiento, en el mismo han concurrido sin duda otros factores, sin ser posible precisar el peso de cada uno en la decisión.

Es de agradecer la plena implicación del alcalde y también la buena disposición de la consejería así como el interés que mostraron en el problema distintos grupos políticos.

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Estándar

Un comentario en “EL COMEDOR – cambios y gestiones realizadas –

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s